Helados con dulcería criolla La Principal

helados la criolla

Los dulces tradicionales venezolanos adquieren otro matiz al convertirlos en cremosos helados coronados con granjería criolla y algunos postres emblemáticos como bienmesabe, torta negra y hasta marquesa de chocolate.

La Heladería Criolla La Principal forma parte de los proyectos que lleva a cabo el Grupo Amapola, conformado por los cocineros Irina Pedroso, Mercedes Oropeza, Daniel Saldivia y Mario Da Silva. “Todo empezó como un experimento, buscando nuevas maneras de presentar nuestros sabores”, expresa Pedroso.

El concepto consiste en helados de melcocha, frutas de estación, leche con vainilla y Ponche Crema, que se cubren con dulces que van desde buñuelos, coquitos, almidoncitos, aliados, frutas en almíbar, catalinas, dulce de paleta, delicada de guayaba, hasta tortas tradicionales.

El proyecto se presentó al público en el más reciente Un día de mercado, organizado por Venezuela Gastronómica, y tal ha sido el éxito que en menos de un mes, se han visto en la necesidad de comprar otra máquina para hacer helados.

Actualmente, se pueden adquirir en el restaurante Amapola en Los Palos Grandes, donde en la tarde es posible disfrutarlos en la terraza. Sin embargo, ya forman parte de la carta de dulces, al punto que la versión de guayaba ha dado pie a que se incorporen al menú los buñuelos de yuca, formando una de las combinaciones más atractivas de la propuesta.

El restaurante Amapola ha destinado una esquina de la sala a los helados, donde se aprecia el logo y los sabores del día están a la vista para combinar dos o más cubiertas, en una especie de centro de postres criollos, donde también se puede pedir un helado para llevar o para comerlo en el camino.

“En la Navidad el rey es el helado de Ponche Crema con topping de torta negra, dulce de cabello de ángel o higos en almíbar”, afirma Pedroso, quien con entusiasmo narra todos los sabores que se están haciendo y están por hacerse. “La idea es ofrecer la heladería como servicio, incluso la incluimos en nuestras propuestas de catering para eventos especiales”, puntualiza Pedroso.

Se trata de un concepto relativamente simple que en este momento maneja alrededor de cinco o seis sabores básicos, pero que ofrece una sorpresiva y nada convencional variedad de cubiertas, que combinan esos dulcitos que están en la memoria de nuestro paladar.

También es una alternativa para el menú navideño tradicional venezolano, que sin salirse de los sabores de siempre, cruza el umbral de los formatos novedosos, de la mano de una de las golosinas más populares, el helado.

Texto publicado en la página de gastronomía de El Universal 13/12/2004

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s