La diáspora de nuestra arepa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cifras extraoficiales estiman que hay más de un millón de venezolanos haciendo vida fuera de su país. Estadística que va en aumento, pero que tiene un perfil bastante definido, que increíblemente refleja la oferta gastronómica criolla que viaja por el planeta.

Mi papá, un italiano nacido en Ferrara, decía que había más compatriotas suyos fuera que dentro de Italia. La diáspora italiana internacionalizó su gastronomía, como ha pasado con chinos cantoneses, árabes, españoles, por solo citar algunos ejemplos. Las recetas y los sabores son parte de un equipaje preciado, porque es una manera directa, simple y poderosa de conectarnos con los que dejamos atrás.

De los venezolanos que han emigrado, estimaciones de Datanálisis -estudios de 2013 – afirman que se trata de profesionales entre 25 y 40 años, altamente calificados, que se concentran principalmente en Estados Unidos, España, Colombia y Canadá. Un dato importante, porque eso le ha dado el tono a nuestra oferta gastronómica y salvo los vecinos colombianos, el grueso de los restaurantes se asienta allí.

Hasta el momento, he logrado registrar alrededor 200 restaurantes formales de culinaria criolla en más de 26 países, esparcidos en casi todos los continentes -excepto África -. No se trata de “chiringuines” para salir del paso, me refiero a lugares con una clara estrategia de mercadeo, imagen gráfica definida, un cuidado de la imagen en todas sus acepciones, uso de redes sociales, para un menú que en casi todos los casos abre fuegos con la arepa. Tanto así, que más de 30 de los lugares encontrados usan la palabra “arepa” en el nombre.

¿Por qué la arepa? La respuesta es tan sencilla como el plato en cuestión.

Relativamente fácil de explicar, adaptable, admite todo tipo de rellenos, reproducible, no exige grandes destrezas en su preparación, se puede elaborar en serie y al momento. Características que debe tener cualquier receta que aspire a convertirse en “fast food”. Nuestro pan de maíz ya está en ese mapa, tanto que la página Trillist la considera como uno de sus desayunos predilectos.

Por otra parte, se ha abierto un mercado para suplir las necesidades y añoranzas de los compatriotas que viven fuera, donde cada vez es más sencillo adquirir harina de maíz precocida (he encontrado más de 20 etiquetas en 4 idiomas), ají dulce deshidratado y fresco, hojas de plátano, onoto, papelón, casabe, adobo, malta, frescolita, chucherías, y hasta quesos frescos, como el caso de España con Antojitos Araguaney o el señor de Burgos que tiene un puesto en el mercado de las Maravillas en Madrid, quien produce guayanés, telita y queso blanco duro para tequeños.

Empezó un proceso que no tiene vuelta atrás, que ha resultado espontáneo, sorpresivo, de rápido crecimiento, que genera empleo y recursos a otros países, que si bien es una buena imagen de nuestra cultura en el exterior, también resulta dolorosa para muchos compatriotas. Qué más quisiera yo que en Venezuela rodaran esos hermosos “food truck”, que lo hacen por Ciudad de México, Washginton DC, Kansas o California, donde la arepa es tratada como una verdadera reina, embajadora de nuestra mesa y de nuestra tragedia.

Personalmente, y lo digo con toda responsabilidad, pasará poco tiempo para que la gastronomía criolla servida en restaurantes será mejor en el extranjero.

Por lo pronto, cito al politólogo francés Christian Coulon, “La cocina actúa a menudo como una seña de identidad. En la mayor parte de las sociedades, incluso en aquellas que no tienen tradición de “gran cocina”, es una seña de reconocimiento, un emblema enarbolado como signo de especificidad cultural”.

Texto publicado columna “Limones en almíbar” del Diario El Universal web 13/08/2014

Anuncios

3 Respuestas a “La diáspora de nuestra arepa

  1. Me gustó Vane! Sigoo pendiente de buscar datos en CyB! Aunque supongo que los tienes! En Chile hay una arepera y jna quesera, y en texas r un chico de apellido Branger tiene un local que ofrece arepas y el año pasado gano un premio de la camara de comercio local!

  2. Acá otro venezolano con restaurante en Canadá. Vende de todo (incluyendo cocina venezolana) XD
    http://www.mequieroir.com/testimoniales/luis-gil-andrade/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s