A cuatro manos en Amapola

12812917_copia.jpg.520.360.thumb

El restaurante Amapola renueva su carta, a razón de la incorporación de la chef Mercedes Oropeza a la brigada de cocina, quien junto a Irina Pedroso conforman un trabuco culinario que muestra a diario lo mejor de la cocina criolla.

“Esto es lo que hay”, encabeza el menú escrito en la pared. En la clara alusión al espíritu de bistró, es decir, platillos con ingredientes de temporada, con especialidades del día, en un ejercicio de destacar lo que se produce relativamente cerca. Se trata de cocina de mercado, un kilómetro cero urbano. “Eso ayuda a mantener la calidad de los platos y a abaratar los costos”, expresa Oropeza.

Mis recetas y las de Irina encajaron a la perfección. Yo soy clásica y ella vanguardista. Ella pone acento en lo estético y yo en tradición”, afirma Oropeza, quien ha incorporado al menú el strudel de cazón, que vuelve al ruedo de la restauración después de diez años, aunque la cocinera afirma que es una preparación que la ha acompañado desde que la presentó por primera vez en La Casona, en una visita del Príncipe Felipe de Asturias.

“El strudel es un plato que me persigue. Cuando se ideó, la intención era presentar el cazón en un estuche más sofisticado. Antes tenía ajonjolí pero le aportaba otro sabor. Ahora le esparcimos pan rallado”, describe Oropeza, sobre una receta donde la masa filo envuelve un gustoso guiso de cazón que parece venido de Carúpano o Río Caribe, que descansa sobre una salsa de ají dulce.

Por su parte, Irina afirma que Amapola se adapta a las circunstancias del país donde “un restaurante de lujo es arriesgado. Escuché la opinión de varios expertos y los cambios terminaron con la llegada de Mercedes. Mantener la calidad día a día no es fácil. La realidad es que si no estás encima, se van degenerando”.

Criollos de excepción
La carta depurada y revisada, conserva algunos platos del menú original, como las croquetas de asado negro, el corbullón de mero -ahora con trocitos de plátano- y el pastel de polvorosa. Actualmente, ofrece mondongo, pelao guayanés, palo a pique, entres otras preparaciones, que han bautizado como “platos de feria”, presentes en el menú de jueves a sábado.

Por su parte, Irina Pedroso ha depurado su receta de pescado “como en Choroní”. Consiste en un filete de dorado de piel crujiente confitada en mantequilla con hinojo confitado y ensalada de plátano verde, ají dulce, cebolla morada y perlas de aguacate.

“Cocinamos como en casa. Hablamos, compartimos mientras deshojamos cilantro y perejil. Le dedicamos tiempo a los detalles y eso hace la diferencia“, expresa Pedroso.

Texto publicado en El Universal en la edición de 1/06/2013

Coordenadas: 1era av de Los Palos Grandes, entre 1ra y 2da Av. Telf: 2833680 @Amapolarest

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s