Vinos patagónicos, cinetismo y sazón criolla


La Chef Francys frente a las obra de Perez Melero


Hernán Salazar de Alta Cava junto a Lionel Bondulich-Mir

“Los vinos de Humberto Canale son una brisa del sur, con la tibieza de la amistad y no con el frío de la Patagonia”, así comenzó su intervención el wine manager Lionel Bondulich-Mir sobre estos vinos que trae a Venezuela la distribuidora Alta Cava.
La presentación se llevó a cabo en La Cocina de Francy, un lugar encantador ubicado en la Candelaria que destaca por un sabrosísimo menú criollo. Entonces los vinos patagónicos encontraron aliados en los tequeños, el pastel de polvorosa, el pastel de chucho, el pelao guayanés y el pabellón. Todos los platos muy bien hechos y con un rico sabor.
Antes de presentar los vinos Jacques Braunstein hizo una introducción a la obra del artista plástico venezolano Perez Melero, quien ha encontrado en este restaurant un espacio para ser disfrutado por los comensales y completar una experiencia integral de artes enogastronómicas y culinarias.

Los pingüinos como vecinos
“Son vinos especiales que se producen al sur de Argentina. En la provincia de Rio Negro, a partir de 38 grados hasta 44 grados de latitud sur, después de allí lo que tenemos son los pingüinos. Las vides crecen en un clima agreste, llueve muy poco pero los vientos articos traen una humedad amable con la vid” expuso Bondulich-Mir.
Se trata de los primeros vinos de esta región que llegan a Venezuela. Hernán Salazar director de Alta Cava asegura que tienen carácterísticas que los hacen únicos. Ciertamente, primero degustamos un Sauvignon Blanc 2007, que me pareció delicioso, esta cepa en ocasiones un poco cansona para mi gusto, encuentra un tono de expresión totalmente diferente, puedo decir que me sorprendió y me encantó.
Después sirvieron un Malbec 2007 que en un primer momento no supe qué pensar, me exigió un espacio de especial antención, no es fácil ni complaciente pero es increíble en boca. Le siguió un Merlot nada convencional pero muy bueno. Después de esta primera ronda me quedó claro que la Patagonia le imprime su sello a los vinos, deja clara su influencia y sus condiciones. “Lo que van a probar por primera vez es un vino que está como escondido, a mi juicio, son los borgoña argetinos” expresó Bondulich-Mir, una aseveración bastante atrevida pero respetable.
Luego sirvieron de la línea gran reserva un Malbec y un Merlot, ambos con un potencial de guarda de hasta 10 años. Ambos con una estructura firme y flexible a la vez que deja claro su origen poco común.
Muchas gracias a Hernán Salazar quien siempre organiza eventos cuidando los detalles hasta lo impensable y sobre todo con un cariño y respeto fuera de serie.
———————————————–
Si desean conocer más de estos vinos pueden visitar la página www.bodegahcanale.com
Para pedidos contacten a la gente de Alta Cava: info@altacava.com – 235.9534 / 4372.

Hago una mención especial a La Cocina de Francys, un lugar al volveré en condiciones más cotidianas porque me gustó el sabor y la atención, con un acento criollo no tan común como a mi me gustaría.


Martha y María Mercedes apabulladas por las copas


Haciendo mi tarea: comprobando la armonía de los vinos con la comida. En la gráfica un trozo de pastel de chucho y de pastel de polvorosa.


Muy concentrada tomando mis notas

Anuncios

Una respuesta a “Vinos patagónicos, cinetismo y sazón criolla

  1. Buen a estudiante, notas excelentes dibujaron la tarde perfectamente!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s